LOS FATÍDICOS 7 ERRORES A EVITAR EN LAS REDES SOCIALES

Descubre cómo maximizar tu rendimiento en tus redes sociales

De sobras es conocido que emprender acciones de marketing a través de las distintas redes sociales es una muy buena manera de poder expansionar las ventas de tu negocio.

Aquellos empresarios que apuestan por este tipo de marketing tienen un rendimiento superior frente a los que a día de hoy siguen sin utilizarla. Es un hecho incuestionable, y así lo avalan múltiples estadísticas al respecto.

Aquí van los 7 errores principales a evitar en redes sociales:

Error 1: Pero, ¿conoces a tu público objetivo?

Si no tienes la más remota idea de a quién te diriges, estás en una encrucijada realmente clave a la hora de iniciar tu marketing en las redes sociales.

Abrir cuentas de marca y volcar contenido como quien vomita información sin criterio, a la espera de que sepan de tu existencia, no es una opción recomendable. Esperar que tu cliente ideal te encuentre entre ingentes toneladas de información, es algo que en la inmensísima mayoría de los casos no funciona.

Está claro que hay que invertir tiempo y esfuerzo en conocer a quién puedes ofrecer un contenido de valor que solucione directa e indirectamente sus problemas a través de tus productos y servicios.

Hoy en día se puede realizar un tipo de segmentación de esos clientes potenciales para poder decidir qué tipo específico, de ese contenido de valor, se comparte en los distintos nichos especiales de público.

Si compartes un contenido pésimo a cualquier tipo de audiencia, es casi tan contraproducente, como si compartes un contenido excelente a un público al que no le solucionas nada en absoluto. Ambos planteamientos son totalmente descabezados para tus objetivos.

Lo único que vas a lograr es transmitir mensajes erróneos asociados a tu marca, devaluando el rendimiento de tu canal ya que serás percibido como un perfil que fundamentalmente se dedica a incordiar e interrumpir.

Error 2: ¡Más madera, traed más madera.!. ¿Y qué hay de tu estrategia?

Está claro que por mucho publicar contenido en tus redes no vas a conseguir llegar más lejos si desconoces el destino al que te lleva toda esa información compartida.

Realizar un plan que permita realizar un seguimiento de los resultados para verificar qué contenido de valor resulta más interesante es crucial. Es vital poder definir un plan de comunicación en el que se determinen los objetivos a corto, medio y largo plazo.

En líneas generales, la estrategia debe tener una línea coherente donde se tenga perfectamente claro que hay que invertir recursos de tiempo y dinero para poder ver unos resultados medibles.

Debemos entender cuáles son los valores esenciales de la empresa, cómo es la competencia, cómo reacciona nuestra audiencia, y por supuesto, ceñirnos a un calendario de contenidos muy concreto.

Error 3. ¿Tienes la piel muy fina?, pues ponte coraza y sigue avanzando

Cualquier tipo de comentario negativo en tus redes no debería provocarte una crisis en tu ego. En primer lugar, debes pensar que es una cuestión que requiere de tu mayor interés en caso de que requiera algún tipo de solución por tu parte.

Lo ideal es atender aquellos comentarios y/o menciones de forma honesta y cercana a través a algún tipo de pauta de comunicación establecida, y así, poder hacer frente a cualquier posible crisis.

Pensar en una forma de crecimiento que resuelva problemas a tus clientes, es una muy buena forma de sacarle el mayor partido a este tipo de asunto.

Comienza con una sincera disculpa y/o aclaración y haz que la información suministrada sirva para mejorar la experiencia del cliente, así de simple.

Error 4. Caso Bourne

Si tienes crisis de identidad respecto a tu marca una vez que ya conoces a tus clientes, estás en plena contradicción que te puede resultar mortal en el plano del marketing.

Ahora es cuando debes aportar ese contenido de valor asociado a tu negocio que permita a tu audiencia verte como una empresa por la que vale la pena prestar atención.

Coherencia en cuanto al discurso de comunicación en todas y cada una de las redes ideales para tu negocio, hará que te conectes con tus usuarios finales de una forma perfectamente clara y convincente.

Error 5. A piñón hasta el final

Cada red social comparte similitudes y por supuesto, diferencias. Una de estas diferencias es fundamentalmente la forma de comunicarse con la audiencia.

No diversificar el contenido y apostar por un único formato, puede causar cierta fatiga en el público haciéndole perder interés por una información que puede resultarle valiosa.

Reestructurar y potenciar con herramientas de comunicación, sin duda alguna, es una forma de reconvertir un mismo contenido de valor en fragmentos distintos adaptados a las redes sociales.

En algunos casos, es fundamental desencadenar ese interés, emoción o entretenimiento que invite al cliente a querer conocer más sobre un tema. Una comunicación directa y audaz puede motivar a un tipo de acciones de compra que complementan efectivamente a la estrategia de marketing.

Error 6: Menos automatismo y más cercanía

En más ocasiones de las deseadas las marcas tienden a convertirse en productoras de publicaciones de contenidos de forma puramente automatizada.

Como empresas lo ideal es transmitir ese grado de cercanía que humaniza la comunicación con la audiencia para invitarla a un cierto grado de compromiso sincero.

Ser corporativo no significa ser escrupulosamente serio, más bien, puede explorar ciertos grados de empatía, ingeniosidad y dependiendo del momento, desenfado casual.

Poder interactuar a través de comentarios referidos a tu marca de forma activa va a contribuir a transmitir una mayor sensibilidad hacia tus usuarios de una forma eficaz.

Error 7: Vendiendo hasta el infinito y más allá

Cuando realizas publicaciones en tus redes sociales debes encontrar un equilibrio entre el contenido de valor que aportas a tu audiencia y el contenido que hace mejorar la imagen de tu marca a través de promociones directas de productos y servicios.

La delgada línea que separa este equilibrio, en ocasiones, lleva a ser percibido como un vendedor puro y duro que lo único que hace es intentar vender a toda costa y sin miramientos.

Debes poner el punto de mira en iniciar un comportamiento más social donde se aporte ese tipo de información de autoridad que cautive activamente a tu audiencia.

El público si bien es muy consciente de sus necesidades por encima de todo, también es consciente de que, al fin y al cabo, tienes un negocio. Y si a través de tu negocio les alivias o solucionas sus puntos de dolor, tanto mejor para ellos, y por consiguiente para ti también.

Hilvanar un discurso que satisfaga a ambas partes es posible, es más diríamos que imprescindible, así que ya sabes, manos a la obra.

Para finalizar, te planteamos algunos tips generales para ayudar a mejorar tus resultados en redes sociales

  • Esculpe tu imagen de marca con contenidos basados en tu filosofía empresarial adaptada a las soluciones de tus clientes a través de historias de éxito
  • Humaniza tu historia empresarial a través de la interacción directa con la audiencia
  • Construye enlaces para incrementar el valor de SEO
  • Potencia tu comunidad y su participación absorbiendo todo el feedback que mejora tu servicio y por extensión, tu imagen de marca

close

Copy and paste this code to display the image on your site