DIGITALIZACIÓN DE EMPRESAS

DIGITALIZACIÓN DE EMPRESAS

El nuevo desafío para el futuro de nuestras empresas en el 2020.

La inesperada pandemia ha cambiado los principales hábitos de consumo de los clientes gracias a una mayor conectividad que ha favorecido nuevas prácticas de tipo digital.

Ahora mismo, podemos afirmar que el consumidor es más exigente. A mayor información, mayor poder de elección. Simple, directo y por qué no, aséptico. 

La digitalización de las empresas es fundamental para su desarrollo y crecimiento, tanto es así, que durante el mencionado período, para los negocios digitalizados no ha existido una pérdida de valor.

 ¿Te sorprende?, pues no debería, ya que incluso se puede afirmar que en la mayor parte de los casos han podido aumentar sus ingresos.

Es imprescindible dar este tipo de impulso a emprendedores, autónomos, micropymes y pymes para facilitar el fortalecimiento y consolidación financiera del considerado “tejido empresarial”

Los factores limitantes de este proceso han sido principalmente:

  • Recursos económicos. En general, no suele existir margen de maniobra presupuestaria para asignar a este tipo de cometidos. Se ha percibido de forma equivocada como gasto, en vez de inversión.
  • La formación técnica en competencias digitales de empleados. Este tipo de carencia está asociada fundamentalmente a modelos de negocio tradicionales, cuyos máximos responsables rondan una media de 50 años.
  • Encontrar profesionales capacitados que inspiren confianza basada en factores de experiencia y ética profesional.

Ahora mismo, a corto plazo hay que pensar en la digitalización de la empresa como forma rápida para amortiguar el golpe lo máximo posible. Invertir en digitalización es iniciar una andadura mediante la presencia online y proseguir con una estrategia de largo recorrido.

El inicio del proceso consiste básicamente en realizar un análisis global de la situación empresarial de forma que se determine dónde se está y hacia dónde se desea ir consolidándose como un referente en el mercado.

Mejorar el posicionamiento del negocio exige saber también nuestra ubicación con respecto a la competencia para detectar necesidades no satisfechas en el mercado y potenciar ventajas que ya se poseen.

El tomar conciencia de poder competir en el mundo online, ha permitido democratizar las normas para todos los negocios. Es cuestión de dar el salto sí o sí, puesto que es un proceso que ya no tiene vuelta atrás.

Pensemos en la digitalización como un nuevo y necesario reto que exige poner nuestro foco de atención en varios aspectos, de entre los que se pueden destacar:

  • Fidelización de clientes. Fortalecer los vínculos de comunicación con los consumidores fomentando la confianza y empatía. No hay que olvidar que ellos son lo más importante.
  • Transformar productos y servicios en función de las demandas ya existentes, o incluso, las requeridas según la nueva situación. Prestar atención a las consecuencias de la fidelización de clientes, es vital para detectar e implementar dicha transformación de forma rápida y eficaz.
  • Realizar publicidad online en plataformas que permiten la segmentación de la audiencia, sin olvidar la publicidad offline. Mantener un justo equilibrio entre ambas es lo ideal. 

Si deseáis conocer información más concreta sobre la digitalización de un negocio siguiendo unas pautas sencillas, os invitamos a leer un interesante contenido de Marco Misiego, experto en Marketing Digital y que con el que colaboramos activamente desde Infoempátika.

 

close

Copy and paste this code to display the image on your site